jueves, 12 de diciembre de 2013

Lily Garafulic: El Ojo de Dios

Lily Garafulic; "Ojos de Dios"; mármol; 1992.
Alumna de Lorenzo Domínguez en el Fac. de Bellas Artes, donde comenzó una carrera docente. ocupó el cargo de directora del Museo Nacional de Bellas Artes. Recibió el Premio Nacional de Arte en 1995.
Escultura en mármol, realizada en 1992, ubicada en la ciudad de Santiago.


Sergio Castillo:Génesis

Sergio Castillo; "Génesis"; escultura en hierro y acero; 1995.
Obra, inaugurada en 1995, de hierro y acero inoxidable, forjado y soldado, de 220 cms de alto, ubicado en la Av. Vicuña Mackenna en el frontis de la Asociación Chilena de Seguridad.
Castillo propone la representación del concepto de núcleo expansivo. 

sábado, 23 de noviembre de 2013

Gumaro Fermandois

Gumaro Fermandois; óleo sobre tela 97 x 112 cms. 1998.
Arquitecto, docente y pintor, que en 1986 fue laureado con el Premio Regional de Arte.
En la pintura, ha desarrollado temáticas relacionadas con el mundo onírico, donde se relacionan  el paisaje con imágenes de objetos de uso cotidiano.

Conociendo a la Pintora y grabadora Roser Bru

Roser Bru; "Gabriela"; óleo s/ tela 58 x 88 cm.
Por Juan Bragassi H.
Nació en Barcelona en 1923. Llegó a Chile en 1939,  como refugiada de la Guerra Civil Española. Estudió en la Escuela de Bellas Artes de Santiago de Chile y el Taller 99 del conocido grabador chileno Nemesio Antúnez.
Perteneció al grupo "Signo" de fines de los 60´s, que incorporó en sus creaciones, la influencia de la pintura informalista, matérica y pop, con técnicas mixtas en formatos, por lo general, en telas de grandes formatos.

Pintora Roser Bru.
Roser Bru y su obra, está asociada a figuras tales como : José Balmes, Gracia Barrios, Eduardo Bonati y Alberto Pérez.

Maestros del Arte Chileno: Roser Bru

Interesante programa que nos presenta a la artista visual Roser 
Bru, de origen catalán y venida en el Winnipeg a Chile en el año 
1939, escapando de la guerra civil española. Con un lenguaje sencillo y cercano nos cuenta su historia, su vida y sus inquietudes artísticas, siendo una de ellas el grabado

En el Taller 99, espacio abierto para los grabadores de Chile creado por Nemesio Antúnez en el año 1956, Roser Bru desarrolla múltiples proyectos junto a otros artistas y estudiantes. 

Su figuración, muy ligada a la literatura y a una re-lectura de la historia nos enfrenta al personaje como "un otro" bajo su óptica particular. Nos habla sobre los materiales y la libertad creativa que estos le ofrecen y cómo hay que estar atento y despierto en la vida, para que las verdades nos sean reveladas y comunicadas como ocurre con su creación artística.

 Ir a video de Roser Bru

sábado, 19 de octubre de 2013

José Balmes y el Grupo Signo

Por Juan Bragassi H. 
José Balmes, que estudió en la Escuela de Bellas Artes, bajo la influencia de sus maestros del grupo Mont Parnasse.  Deslizado de esta influencia, Balmes alcanza el límite de la abstracción, comparable con el trabajo de Magdalena Lozano, donde predomina un sentido dramático e instintivo.  Las características esenciales de las obras de Balmes, se hace más evidente a medida que avanzan los 60' utilizando el color y la materia como gesto.
Gracia Barrios; "Hojas en Blanco"; collage.
Así como las letras, números, recortes de periódicos, uniendo la técnica pictórica con la gráfica y la fotografía.[i]  Otros adherentes a este modo de expresión son:  Gracia Barrios; Eduardo Martínez y Alberto Pérez, quienes junto a Balmes formaron el grupo "signos", realizando su primera exhibición colectiva en la Universidad de Chile en 1961.
El grupo "signos", de clara influencia informalista, vislumbró a través de la práctica de la investigación en  los procesos, soportes y referentes a la renovación de los lenguajes de expresión y presentación visual.  Esto significó el abandono gradual (pero no total) de la pintura y la incorporación de estos nuevos medios y procedimientos dentro y fuera de ésta. 
La ampliación de los parámetros formales de la pintura o límites sancionados por la tradición y costumbre, se debió a la naciente actitud comprometida del Arte, con los fenómenos históricos y sociales de trascendencia, que surgen a finales de los cincuenta y principios de los sesenta,[ii] debido principalmente a una profunda revisión y cuestionamiento de la razón real de la labor artística.[iii]
Como vemos, esta revisión no fue motivada por una necesidad exclusivamente formal respecto al fenómeno plástico, sino que involucró una gama problemática más amplia y variada, abarcando no solamente los lenguajes y órdenes considerados hasta ese entonces inamovibles.
Cuestiones como el carácter sacro de la pintura, la validez de los espacios visuales de actividad y difusión cultural, su llegada al público, el rol del artista y de  la obra de arte de cambio fue enfocada en un contexto latinoamericano y a la vez universal.
José Balmes;"Santo Domingo"; mixta.
El grupo "signos" abandonó todos los puntos de apoyo que facilitaban al espectador la comprensión de la obra en el aspecto retiniano, dejando al lenguaje visual ligado directamente a un discurso teórico, perdiendo la obra de arte una significación unívoca.[iv]
Esto fue producto de la necesidad que tenían los jóvenes de los años sesenta, de hacer de la obra de arte un elemento capaz de rebasar las fronteras estéticas, hacia la manifestación práctica de el discurso teórico, lo que implicó hacer una estructuración del lenguaje del arte, no dirigido a un desarrollo sistémico de una teoría o sometido a un sistema determinado de pensamiento, sino que con el fin de involucrarlo como ya dijimos, en un proyecto histórico latinoamericano, capaz de conciliar los aportes externos a través de una adecuación o transformación.[v]
Con esto la actividad artística se problematiza en las prácticas intelectuales amparado en las reflexiones de los propios artistas, o por los estetas y profesores de Historia del Arte.
En cuanto a la temática de las obras, se vio relacionada con la visión que tenía el artista de sí mismo, como un agente de cambio activo en la toma de decisiones, que a través de sus obras de características testimoniales y críticas, se vuelve el contestario frente a los acontecimientos políticos, económicos y sociales.
Con ello, se vislumbra una obra enfocada hacia una realidad popular, reivindicación de la identidad de las raíces étnicas e históricas, mediante signos de denuncia de la opresión e injusticias que sufren los denominados países del "Tercer Mundo".
El enjuiciamiento de los circuitos tradicionales de presentación y difusión del arte, tales como, los museos, las galerías, salones oficiales, bienales y concursos, llevó a considerarlos poco afectivos e incoherentes en tarea de incorporar al público masivo, que usualmente está alejado o es marginado, de las actividades culturales, dándole un carácter muchas veces elitista.[vi]
Sumado a esto se produce una profunda crítica al llamado carácter mercantil, en que habían caído las obras de arte, enfocadas como un bien de uso y cambio.
Fruto de esto, se inquirió expandir el campo de  acción del arte hacia las zonas usualmente inexploradas, como los colegios, plazas, calles y parques.



[i] "(...)  La pintura informal no se adecuaba totalmente con la decidida orientación que quería darle a sus imágenes plásticas.  Era preciso restituir el dato figurativo y así ocurrió (...)"

Ivelic, Milan / Catálogo "José Balmes y Gracia Barrios" / Valparaíso / Dirección de Extensión y comunicaciones Universidad de Valparaíso 1993 / pág. 4
  
[ii] La caída de el gobierno dictatorial de Fulgencio Batista en Cuba y la toma del poder de Fidel Castro; el asesinato de Kenedy y la presencia hegemónica e ideológica de la Unión Soviética y Estados Unidos.
  
[iii] "Durante ese decenio, la necesidad de cambios estructurales cobrará más fuerza en vastos sectores de ls sociedad.  Esta se polarizó de acuerdo a las alternativas que ofrecían los grandes conglomerados (...)"

Ivelic, Milan / "Historia de la Pintura en Chile, dede la Colonia hasta 1981"/  Ediciones Universidad Católica de Valparaíso/ Valparaíso, 1981 / Pág. 280

[iv] "(...)  Las obras ofrecen diversas "lecturas" interpretativas, lo que conduce a una ambigüedad o subjetivismo, poniendo en peligro la comunicación obra - espectador (...)"

Ivelic, Milan / "Historia de la Pintura en Chile, desde la Colonia hasta 1981" / Ediciones Universidad Católica de Valparaíso / Valparaíso, 1981 / pág. 281

[v]  "(...)  En nuestro medio el grupo "signos", planteará un informalismo no ajeno a la contingencia social, convirtiendo el gesto en signo y en consigna."

Santelices, Daniel / Diario "El Mercurio" de Valparaíso. / Marzo de 1994.

[vi] "(...)  Los informalistas atacaron directamente no sólo la obra de arte en sí misma, sino que además la relación de éstas con el público y los espacios privados (...)" 
Ivelic, Milan / "Historia de la Pintura en Chile, desde la Colonia hasta 1981" / Ediciones Universidad Católica de Valparaíso / Valparaíso, 1981 / pág. 281

lunes, 12 de agosto de 2013

Rodolfo Opazo

Pintura del artista chileno Rodolfo Opazo.
Por Juan Bragassi H.
Presenta a través de sus obras una extraña mirada hacia la interioridad del hombre (semejante por momento a las corrientes metafísicas), manifestándola en un signo artístico, capaz de producir una realidad, cuya significación o sentido nos llama más a la duda, que a la obtención de una respuesta, en donde las siluetas de hombres y objetos de características indeterminadas [i], ocupan un espacio fictivo, dispuestos como desechos incapaces de cualquier cosa e indiferente al tiempo.



[i] "(...) El artista evade la realidad inmediata, y busca en su interior una respuesta a sus anhelos (...) esta pintura tiene un sentido muy personal, en ella el ser humano no se presenta sin realidad, sino más bien como realidad de lo irreal (...)"

Vila, Waldo / "Pintura Joven; la década emergente" / Santiago / Editorial Pacífico S. A. 1973.


martes, 28 de mayo de 2013

José Basso; "La Cruz de este paisaje de espigas", óleo s/tela, 1987.

José Basso; " Chile pinta al amor", 1989.